martes, 21 de mayo de 2013


SISTEMA EXCRETOR
La excreción es el proceso por el cual el organismo elimina los desechos metabólicos del organismo. En el ser humano esta función está a cargo de diferentes órganos. Sin embargo, el riñón juega un papel importante en la excreción de los desechos, producto del metabolismo de los alimentos.
Una vez que los alimentos son digeridos por el sistema digestivo y absorbidos y transportados hacia el sistema circulatorio para ser utilizados por las células, se generan productos de desecho que son eliminados del organismo gracias al sistema renal.
Estas sustancias son eliminadas mediante la formación de la orina, cuyos principales componentes son: agua, electrolitos, urea, ácido úrico, y productos finales del metabolismo de la hemoglobina y metabolismos de hormonas.
Para realizar la función excretora, el sistema renal cuenta con una serie de estructuras que cumplen funciones específicas:
• Riñones: Órganos secretores donde se elabora la orina.
• Uréteres: Conductos colectores que recogen la orina a la salida del riñón.
• Vejiga: Órgano receptor de la orina.
• Uretra: Conducto secretor que vierte la orina al exterior.


ENFERMEDADES DEL SISTEMA EXCRETOR
Los cálculos renales
Los cálculos renales, o piedras en el riñón, se pueden formar en éste o en la pelvis renal por depósitos de cristales presentes en la orina. La mayoría de ellos son cristales de oxalato de calcio. La infección o una obstrucción, pueden desempeñar un importante papel en su formación. En algunas ocasiones aparecen cuando el nivel de calcio en la sangre se eleva de forma anormal como en los trastornos de las glándulas paratiroides. En otros casos aparecen cuando el nivel de ácido úrico en la sangre es demasiado alto (véase Gota), por lo general debido a una dieta inadecuada y un consumo excesivo de alcohol. La ingestión excesiva de calcio y oxalato en la dieta, junto con un aporte escaso de líquidos, pueden favorecer también la aparición de cálculos

Síndrome nefrótico
Síndrome nefrótico, en el que se pierden grandes cantidades de albúmina por la orina debido al aumento de la permeabilidad renal, con edema generalizado, aumento del colesterol en la sangre y un flujo de orina casi normal.
La hidronefrosis es el resultado de la obstrucción del flujo de orina en la vía excretora, que casi siempre es consecuencia de anomalías congénitas de los uréteres o de una hipertrofia prostática. La nefroesclerosis, o endurecimiento de las pequeñas arterias que irrigan el riñón, es un trastorno caracterizado por la presencia de albúmina, cilindros, y en ocasiones hematíes o leucocitos en la orina.

La nefritis
La nefritis, o inflamación del riñón, es una de las enfermedades renales más frecuentes. Sus características principales son la presencia en la orina, en el examen microscópico, de albúmina (lo que se denomina albuminuria), hematíes y leucocitos, y cilindros hialinos o granulosos. Es mucho más frecuente en la infancia y adolescencia que en la edad adulta.



HIGIENE DEL APARATO EXCRETOR
Para evitar la aparición de enfermedades en el aparato excretor es necesario mantener una serie de hábitos, entre los que destacan:
  • -        Mantener la higiene. Es importante que la higiene de las vías urinarias sean adecuadas, limpiándose después de orinar, con el fin de evitar que penetren microorganismos.
  • -      Lavar a diario la piel con agua y jabón evita, además que se obstruyan los poros por los que sale el sudor
  • -       Tener una alimentación adecuada
  • -       Consumir con moderación  alimentos ricos en ácido úrico, como mariscos o carne de caza, evita la aparición de nefríticos. Así mismo el consumo de frutas ácidas ayuda a acidificar la orina, creando un medio no adecuado para el desarrollo de microorganismos.
  • -       Beber agua en abundancia. Los especialistas aconsejan tomar al menos litro y medio de agua al día. Beber abundantemente es una manera de facilitar el funcionamiento de los  riñones, lo que hace que se eliminen con la orina productos de desechos potencialmente tóxicos  Cuando la ingestión de agua es baja, una persona puede deshidratarse, lo que ase que los tejidos dejen de funcionar adecuadamente.
  • -       El riñón conserva agua y excreta una orina muy concentrada.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada